Windows 10 Sandbox

Windows Sandbox: Ejecutar aplicaciones sin riesgo

Es una de las novedades más interesantes de la Windows 10 May Update 2019. Windows Sandbox funciona como un campo de prueba que hereda la mayoría de características de las máquinas virtuales, pero de una manera simplificada sin ser necesario realizar configuraciones engorrosas.

Esta interesante funcionalidad nos provee de un entorno aislado que podremos usar para testear aplicaciones, con la tranquilidad de que cualquier cambio o instalación que hagamos dentro del mismo no afectará a nuestro sistema operativo principal. Esta característica viene integrada nativamente en Windows 10 Pro y Enterprise, y solo necesita ser habilitada desde la sección «Activar o desactivar las características de Windows». Si estás usando Windows 10 Home, necesitas descargar los archivos necesarios para poder hacer uso de esta funcionalidad. «Descargar desde TenForums»

Que es Windows Sandbox? ?

Windows Sandbox es un entorno de escritorio ligero, concebido para ejecutar aplicaciones de una manera segura en un entorno totalmente aislado del sistema principal.

✏️ El entorno aislado de Windows hace uso de la virtualización basado en hardware para aislar el kernel, que se sustenta en el hypervisor de Microsoft para correr un núcleo separado que aisla a Windows Sandbox del sistema principal. Además, hace uso de una gestión de memoria inteligente junto con la virtualización de la unidad de gráficos. La característica fue incluida por primera vez en la build Insider 18305.

Se podría decir que es algo que nos recuerda a las clásicas máquinas virtuales, pero Windows Sandbox es más simple ya que no nos pide lidiar con configuraciones previas para empezar a hacer uso de la funcionalidad. Simplemente, ejecutas Windows Sandbox y podrás contar con un Windows 10 «deshechable» dentro de tu Windows principal, donde podrás realizar pruebas de aplicaciones que consideres sospechosas o de riesgo potencial sin correr riesgo alguno de afectar el normal funcionamiento de tu PC. En el momento que desees, puedes cerrar simplemente la ventana y todo los cambios o configuraciones que hayas realizado allí se desvaneceran.

La idea es precisamente esa, si haz descargado un programa que consideras que puede poner tu sistema en peligro, puedes instalarlo dentro de Windows Sandbox sin temor a encontrarte con un troyano, backdoor u otro tipo de malware que pueda comprometer la estabilidad de tu sistema o tus datos personales. Tambien puedes hacer uso de Sandbox para realizar pruebas con distintas configuraciones de Windows 10, y si no estás convencido con el cambio ni siquiera tienes que molestarte en revertirlo.

Lo último que debemos aclarar, pero no por ello menos importante, es que para hacer uso de esta característica tu PC necesita cumplir con una serie de requisitos que estan por arriba de los mínimos que Windows 10 te pide para poder ejecutarse. No te preocupes, tampoco son tan demandantes. Necesitas contar con un CPU de 2 núcleos, pero es recomendado uno de 4 con soporte de Hyperthreading (Intel) o SMT (AMD). La versión de Windows debe ser de 64 bits, y necesitas verificar -si aún no lo has hecho antes- que el soporte de virtualización esté habilitado en la BIOS de tu motherboard. El espacio libre para instalar Windows Sandbox debe ser de 1GB -es recomendado usar un SSD- y debes contar con al menos 4GB de RAM, pero es mejor tener 8GB.

Como activar la característica de Windows Sandbox ?

Esta característica no viene habilitada por defecto. Así que para activarla, deberás abrir la búsqueda de Windows y tipear «características». Haz click en la mejor coincidencia > Activar o desactivar las características de Windows.

Una vez en la sección de características, podrás habilitar o desactivar varias de las funciones oculta que incluye Windows 10. En esta ventana, deberás buscar y tildar Espacio Aislado de Windows.

Luego de que hayas clickeado en Aceptar, existe la posibilidad de que Windows 10 te pida reiniciar tu PC, pero luego de ello ya podrás hacer uso de Windows 10 Sandbox. Simplemente haz click en el menú de inicio y busca por Windows Sandbox, solo tendrás que escribir el nombre y seleccionar la mejor coincidencia.

Te encontrarás con otra ventana que contiene otro Windows 10 dentro de si. Dentro de este sistema virtual, podrás realizar todo el testeo, instalación de aplicaciones, configuración de las mismas y modificaciones que desees. Luego, al cerrar la ventana todos estos cambios simplemente se desvanecen ?


? Esperamos que el tutorial te haya sido sencillo de comprender y resultado útil. Si fue así, apreciaremos tu colaboración compartiendolo en las redes sociales. Puedes contribuir informando a las personas a las que les pueda resultar de ayuda.